Al 80%, la restauración de la Capilla de la Tercera Orden de San Francisco, en Atlixco, Puebla

La Capilla de la Tercera Orden de San Francisco, ubicada en el Pueblo Mágico de Atlixco, es un templo religioso que data de finales del siglo XVII y principios del XVIII, cuya fachada es un ejemplo notable del estilo barroco en la ciudad de Puebla. 

A raíz de los sismos de septiembre de 2017, el inmueble sufrió daños estructurales en la cúpula y en su bóveda principal, así como fisuras y desprendimiento de aplanados en los muros laterales.

Con el apoyo de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), así como de las instituciones locales dedicadas a la protección del patrimonio cultural, los trabajos de restauración se iniciaron en septiembre de 2018.

Las labores implicaron el cosido, inyección y repellado de las grietas, con el fin de consolidar los muros dañados en la bóveda del coro y en el sotocoro. Posteriormente, en todo el techo se realizó un tratamiento impermeabilizante a base de petatillo de barro, con lo cual se eliminaron las filtraciones de agua a la edificación.

A la fecha, la nave principal del templo se encuentra prácticamente consolidada y solo quedan pendientes los trabajos en los espacios anexos: la antesacristía, sacristía y la casa del capellán, informó el Centro INAH Puebla.

Mediante los trabajos, realizados bajo la supervisión y seguimiento de especialistas del INAH en la entidad, se resarcieron las grietas que se registraron a lo largo, los costados y el centro de la bóveda, mismas que se extendieron y partieron los arcos que sostienen la cúpula. Tras asegurar y apuntalar los elementos en riesgo, se procedió a la consolidación de muros laterales, a través de inyección y cosido.

Acerca de la atención de los bienes muebles del siglo XVIII que alberga la capilla, el restaurador Pablo Vidal, de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural del INAH, refirió que actualmente se conforma el expediente del proyecto para intervenir los retablos, esculturas y dos pinturas laterales de gran formato con pasajes de la vida de Cristo y de los franciscanos.

Fuente: INAH

La nave principal del templo se encuentra prácticamente consolidada y solo quedan pendientes los trabajos en la antesacristía, sacristía y la casa del capellán
Anuncios